Miguel Francisco Canela Lázaro (1894-1977)

Médico, botánico, agrimensor y alpinista dominicano

(Adaptado del libro “Grandes Exploradores en Tierras de la Española” de Jürgen Hoppe, 2001.)

Dr. Canela Lázaro
Dr. Canela Lázaro.
Fuente: Jürgen Hoppe, 2001

Hijo de Pedro Canela y Dolores Antonia Lázaro, nació el 29 de septiembre de 1894 en Santiago de los Caballeros. Entró a la Escuela Normal de Santiago, donde se graduó de bachiler en 1911 y de maestro normal en 1912 con notas meritorias. Aquí conoció al botánico y profesor Rafael M. Moscoso P. quien ocupaba el cargo de Inspector y Director de dicha escuela.

Es probable que Moscoso le brindara apoyo en su interés por la naturaleza, especialmente la botánica. Desde joven empezó a recolectar plantas estableciendo su propio herbario. Su amor por la naturaleza se desarrolló plenamente en las montañas altas del país. Era tal vez el primer alpinista del país recorriendo durante su vida toda la Cordillera Central incluyendo el Valle Nuevo, la Pelona, la Rucilla, el Pico Duarte y Pico Yaque.

Empezó su carrera como director de la Escuela de Varones de Salcedo e inspector de la Escuela Normal de Santiago de los Caballeros, donde encontró otra vez a Moscoso, quien volvió a la Escuela Normal en 1913 después de dos años de labor en la Granja Escuela del Departamento Sur en San Cristóbal. Más tarde, pasa a ocupar los cargos de profesor de Matemáticas e inspector de la Escuela Normal de Santiago

Ingresó a la Universidad de Santo Domingo en 1914 estudiando matemáticas y obtiene el título de agrimensor en 1916. Luego fue profesor de matemáticas y ciencias naturales en la Escuela Normal de Santo Domingo.

Siguiendo su carrera académica, en 1921 regresó a la universidad a estudiar medicina durante varios años para recibir el título de Licenciado en Medicina en 1924. Se trasladó desde la capital a Salcedo y San Francisco de Macorís para ejercer su nueva profesión. Aprendió cirugía con el doctor Pascasio Toribio.

Su gran amor por las cordilleras le convirtió en la persona ideal para realizar en 1926 la mensura y delimitación conjuntamente con el Dr. Juan Bautista Pérez de la primera área protegida de la República Dominicana, el Vedado del Yaque. Dicho vedado efectuado en 1928 tenía el propósito de proteger las cuencas de algunos de los ríos principales del país y de las Antillas.

En 1928 inicia un doctorado en París, Francia, para presentar tres años después en la Universidad de esta ciudad su tesis de medicina “Sur Un Forme Anormale de la Tuberculose Rénale”. Durante los primeros años de la década del 1930 ocupó varios cargos en diferentes hospitales y clínicas francesas: 1930 a 1932 en el Hospital Neckar, luego en la clínica quirúrgica Dieu (asistente extranjero) y el Laboratorio de Anatomía de la Facultad de Medicina de París. Durante este periodo concluyó estudios preparativos de radiología y electrología médica. Canela publicó algunos artículos sobre anatomía humana durante los años de la década del 1930. En París descubrió el “ligamento superficial íleo-articular del ligamento sacro-ilíaco posterior” que hoy día lleva el nombre de Hakim-Canela. Además, descubrió en la anatomía del pie humano lo que actualmente se conoce como “ligamento peroneano-astrágalo-calcáneo”, descrito con el nombre de Rouviere-Canela.

Regresó al país en la misma década para ocupar el cargo de catedrático de la Facultad de Medicina y Director del Instituto de Anatomía de la Universidad de Santo Domingo.

Su pasión por la naturaleza y las montañas siguió con igual fuerza. Al nombramiento de “Director de los Recursos Naturales y de la Naturaleza” siguió el cargo de “Director del Herbario en el Instituto de Botánica de la Universidad de Santo Domingo” durante los años 1952 al 1954 (ver naturalista postal np 27/78).

En esta época mantuvo su herbario privado ampliándolo en los viajes frecuentes a las montañas a más de cinco mil plantas recolectadas. Llevó parte de su herbario en 1958 al Museo Nacional de Historia Natural en París para dedicarse completamente a la identificación de sus plantas recolectadas.

En 1970 fue condecorado por decreto presidencial con la Orden Heráldica de Cristóbal Colón con el grado de Caballero. Este reconocimiento fue otorgado por sus estudios y contribuciones a las matemáticas, la medicina, la botánica, y por el desarrollo del alpinismo en el país.

El Dr. Canela falleció a la edad de 83 años el primero de diciembre de 1977 en Santo Domingo.

El 3 de julio de 1996, el Poder Ejecutivo creó, mediante Decreto No. 233-96, la Reserva Científica Dr. Miguel Canela Lázaro, “destinada a proteger los valores ecológicos de las montañas Guaconejo y El Calvario, así como los numerosos manantiales que allí nacen para abastecer los ríos Nagua y Boba, y las especies del bosque pluvial virgen existentes en áreas aún desconocidas para la ciencia”. Esta reserva se llama, actualmente Reserva Científica Loca Guaconejo.

En el año 2012 se estableció en la provincia Hermanas Mirabal (Salcedo) el Liceo Científico Dr. Miguel Canela Lázaro con el objetivo de proveer educación de calidad a jóvenes de la provincia.

El trabajo de Canela en agrimensura y su predilección por caminar se acomodaban muy bien a su interés por la botánica. Reportes de sus caminatas y viajes fueron publicados en el libro “Alpinismo Dominicano” (Manuel de Jesús Tavares, 1948) y en varios reportes del, también médico y alpinista, Dr. Lithgow Ceara. Los trabajos botánicos de Canela no fueron publicados.

Referencias

  1. Jürgen Hoppe, 2001. Grandes Exploradores en Tierras de la Española. Grupo León Jimenez, Santo Domingo, República Dominicana.
  2. Thomas. Zanoni. 1984. Moscosoa 3, pp. 121-126)
  3. Antonio Zaglul. 2011 Obras Selectas – Tomo I.
  4. Diario Libre. 2009. Un científico dominicano poco conocido.